2022 — Teología II

Jaime Nieto, Iglesia de San Rafael, Springdale

Atiende el Seminario de la Asunción en San Antonio, Texas

Pero Jesús le contestó: “Marta, Marta, estás preocupada y afligida por muchas cosas, pero sólo una cosa es necesaria. María ha escogido la mejor parte, y nadie se la va a quitar”. (Lucas 10, 41-42)

Han pasado cinco años desde que respondí al llamado del Señor de seguirlo. A través de estos cinco años, he aprendido, crecido y madurado en mis cuatro pilares de formación. El Señor ha trabajado conmigo de muchas maneras. Hubo momentos cuando las luchas y los desafíos fueron difíciles, pero el Señor estaba allí y me fortaleció para seguir adelante. El Señor me ha desafiado a salir de mi zona de confort. Siento cómo Él ha estirado mi corazón de muchas maneras para amar como Él lo hace.

Estoy en mi segundo año de formación teológica en el Seminario de la Asunción y la Escuela Oblata de Teología en San Antonio, Texas. Mi primer año de teología en el Seminario de la Asunción fue un año lleno de desafíos. El Señor continuó pidiéndome que desistiera de muchas cosas que me preocupaban. Esta es la razón por la que elegí la lectura del Evangelio de Lucas.

Hubo un par de cosas que continuaron mareándome y no pude responderle al Señor con todo mi potencial. El Señor me estaba pidiendo que le entregara mis heridas del pasado para curarlas. Pude entregarle todas mis luchas y Él me mostró la forma de liberar mi espíritu.

Este verano de 2019 me asignaron a la Iglesia de Sta. María en Batesville, la Iglesia de Sta. Cecilia en Newport, y a la Iglesia de Sta. Bárbara en De Queen. Pasé la mayor parte del tiempo en la Iglesia de Sta. María y la Iglesia de Sta. Cecilia donde tuve la oportunidad de trabajar con el Padre Stephen Gadberry. Aprendí mucho y sentí la obra del Señor en mí y en las personas que puso en mi camino. Ha sido un verano desafiante para enfrentar mis temores y principalmente para acompañar a las personas en su camino con el Señor.

Durante las últimas dos semanas de julio de 2019, estuve trabajando con mi hermano seminarista, Daniel Wendel en la Iglesia de Sta. Bárbara. Trabajando con el Padre Ramsés Mendieta nos trajo muchos recuerdos de nuestros tiempos cuando comenzamos este camino siguiendo el llamado del Señor. Disfruté cada minuto y la experiencia que el Señor me brindó durante este verano. Estoy realmente bendecido porque tuve la oportunidad de conocer a muchas personas que me abrieron sus corazones y siempre les estaré agradecido.

Por último, quiero agradecerles a todos por su apoyo y oraciones. Que Dios los bendiga a cada uno de ustedes por todo su apoyo para mí y para mis hermanos seminaristas. ¡Gracias una vez más y hasta pronto!

Si desea comunicarse con Jaime Nieto, por favor envíe un correo electrónico a Miriam Gallaher en la Oficina de Vocaciones o llámela al (501) 664-0340. Este artículo fue publicado el 17 de septiembre de 2019. Derechos de autor Diócesis de Little Rock. Todos los derechos son reservados. Este artículo podrá ser copiado o redistribuido con reconocimiento y permiso del editor.