Se lanza servicio de denuncias de abusos de obispos

Publicado: March 16, 2020

Servicio de Denuncias de Abusos de Obispos Católicos

Oprima el botón de arriba para denunciar abuso sexual o conducta impropia por parte de un obispo católico con un menor o llame a la línea directa del Servicio de Denuncias de Abusos de Obispos Católicos al (800) 276-1562. 

In English

El Arzobispo Paul S. Coakley, de la Arquidiócesis de Oklahoma City, emitió la siguiente carta el 16 de marzo, 2020, sobre la creación de un servicio externo específicamente para denunciar y evaluar acusaciones de abuso sexual y conducta impropia por parte de obispos con menores.

"Queridos Hermanos y Hermanas en Cristo,

"Siguiendo la guía de la carta apostólica del Papa Francisco, "Vos Estis Lux Mundi" ("Ustedes son la luz del mundo"), los obispos de los Estados Unidos se reunieron este otoño pasado para abordar el tema del abuso sexual y la responsabilidad del obispo en la Iglesia Católica global. El resultado de esa reunión es la creación de un sistema de informes de terceras partes para informar y evaluar específicamente las denuncias de abuso sexual y mala conducta con menores por parte de los obispos.

"Aunque hemos logrado un progreso significativo en muchos frentes desde la publicación en el 2002 de la “Carta para la Protección de Niños y Jóvenes”, de los obispos de los Estados Unidos, necesitábamos extender la misma preocupación a las denuncias contra los obispos. El nuevo sistema de informes de terceras partes llamado servicio de Informe de Abuso de un Obispo Católico, manejará y evaluará los informes de abuso de menores que involucren a obispos actuales o retirados.

"Los informes pueden permanecer en el anonimato. El nuevo sistema de informes, que se lanzó el 16 de marzo, es un mayor desarrollo de nuestro compromiso como pastores para crear y mantener entornos seguros para nuestros niños, nuestros adultos vulnerables y para todos los feligreses. El nuevo servicio de informes nos hace responsables y promueve la transparencia que nuestros feligreses exigen y merecen.

"Continuamos expresando nuestro profundo dolor y nuestras más sinceras disculpas a cada persona que haya sido víctima de abuso sexual por parte de cualquiera que represente a la Iglesia, y por la complicidad y negligencia de quienes no respondieron adecuadamente a las denuncias de abuso. Como obispos, también nos lamentamos por los innumerables sacerdotes fieles, dedicados y generosos que han enfrentado el ridículo y sospecha debido a los terribles crímenes de sus hermanos.

"Si usted o cualquier persona que conozcas haya sido abusado por un miembro del clero o alguien que represente a la Iglesia, llame a la línea directa de respuesta pastoral de su diócesis y a las autoridades civiles correspondientes. Con la seguridad de mis oraciones continuas, soy

"Sinceramente suyo en Cristo,
Reverendísimo Paul S. Coakley,
Arzobispo de Oklahoma City"