Domingo de Ramos y de la Pasión del Señor

Añadir a mi calendario 2022-04-10 2022-04-10 11 Domingo de Ramos y de la Pasión del Señor "La gente, muy numerosa, extendía sus mantos por el camino; algunos cortaban ramas de los árboles y las tendían a su paso. Los que iban delante de él y los que lo seguían gritaban: '¡Hosanna! ¡Viva el Hijo de David! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Hosanna en el cielo!' Al entrar Jesús en Jerusalén, toda la ciudad se conmovió. Unos decían: '¿Quién es éste?' Y la gente respondía: 'Éste es el profeta Jesús, de Nazaret de Galilea.'" — Mt 21, 8-9 En el Domingo de Ramos, también conocido como el Domingo de la Pasión, los católicos recrean los eventos de la entrada triunfante de Jesús a Jerusalén para marcar el comienzo de la Semana Santa, la cual conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesús, quien triunfó sobre la muerte e hizo posible nuestra salvación. La palma bendita que todos reciben en esta Misa es un sacramental que pueden llevar a su casa.  Tradicionalmente los católicos mantienen sus palmas cerca o detrás de un crucifijo, sobre un altar de oración o con su Biblia. Mantener la palma sirve como un recordatorio para recordar la Pasión de Jesús y seguir sus pasos cargando las cruces en nuestras propias vidas.  Se pide a los católicos que regresen sus palmas al año siguiente para que sean quemadas y así poder utilizar las cenizas el Miércoles de Ceniza para iniciar la Cuaresma de nuevo. Todas las Parroquias true DD/MM/YYYY

10 de April de 2022

Lugar: Todas las Parroquias

"La gente, muy numerosa, extendía sus mantos por el camino; algunos cortaban ramas de los árboles y las tendían a su paso. Los que iban delante de él y los que lo seguían gritaban: '¡Hosanna! ¡Viva el Hijo de David! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Hosanna en el cielo!' Al entrar Jesús en Jerusalén, toda la ciudad se conmovió. Unos decían: '¿Quién es éste?' Y la gente respondía: 'Éste es el profeta Jesús, de Nazaret de Galilea.'" — Mt 21, 8-9

En el Domingo de Ramos, también conocido como el Domingo de la Pasión, los católicos recrean los eventos de la entrada triunfante de Jesús a Jerusalén para marcar el comienzo de la Semana Santa, la cual conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesús, quien triunfó sobre la muerte e hizo posible nuestra salvación.

La palma bendita que todos reciben en esta Misa es un sacramental que pueden llevar a su casa.  Tradicionalmente los católicos mantienen sus palmas cerca o detrás de un crucifijo, sobre un altar de oración o con su Biblia.

Mantener la palma sirve como un recordatorio para recordar la Pasión de Jesús y seguir sus pasos cargando las cruces en nuestras propias vidas.  Se pide a los católicos que regresen sus palmas al año siguiente para que sean quemadas y así poder utilizar las cenizas el Miércoles de Ceniza para iniciar la Cuaresma de nuevo.