Obispo Anthony B. Taylor

Oficina del Obispo

El Obispo Taylor fue instalado como séptimo obispo de la Diócesis de Little Rock el 5 de junio, 2008 en el Centro de Convenciones Statehouse en Little Rock. Él usó el anillo episcopal del primer obispo de la diócesis, Andrew Byrne y cargó el báculo del cuarto obispo, Albert Fletcher. Su lema episcopal es “Los Humildes Heredarán la Tierra”.

In English

Cumpleaños: 24 de abril

Ordenación Sacerdotal: 2 de agosto de 1980

Ordenación Episcopal: 5 de junio de 2008

El Obispo Anthony Basil Taylor nació el 24 de abril de 1954, en Fort Worth, Texas. Sus padres y abuelos en ambos lados fueron residentes de Fort Worth por mucho tiempo. Dos de sus abuelos se convirtieron al catolicismo (el papá de su mamá del judaísmo y la mamá de su papá del protestantismo) y ambos de sus padres, al igual que los propios niños Taylor, fueron criados en un hogar católico.

El Obispo Taylor es el mayor de siete hijos de los fallecidos Basil y Rachel (Roth) Taylor — los cinco niños Taylor y las dos niñas Taylor nacieron en un poco más de nueve años y son muy cercanos tanto personalmente como en la edad. La familia Taylor se mudó a Ponca City, Oklahoma en 1960, donde los padres del Obispo Taylor y dos de sus hermanos y sus familias aún viven allí hoy — los otros cuatro viven en Texas. Ponca City se encuentra junto al Río Arkansas al noroeste de Oklahoma.

El Obispo Taylor asistió a escuelas parroquiales y públicas, graduándose de la Preparatoria Ponca City en 1972. Él asistió a la Universidad de Oklahoma por dos años, después de lo cual fue aceptado como seminarista de la Arquidiócesis de Oklahoma City. Él asistió al Seminario San Meinrad en Indiana por dos años, graduándose con una licenciatura en historia. De 1976-1980 asistió al Pontificio Colegio Norteamericano en Roma, tomando clases en la Universidad Gregoriana, y fue ordenado sacerdote en la Parroquia de Sta. María en Ponca City, su parroquia natal, el 2 de agosto, 1980.

El ministerio hispano ha sido un gran rasgo del ministerio del Obispo Taylor desde el principio. Su primera asignación fue en la Parroquia del Sagrado Corazón en Oklahoma City, y dentro de un mes de su ordenación tuvo que comenzar a celebrar Misa en español dos veces al mes en Clinton y Hinton, Oklahoma. En 1980 fue trasladado al occidente de Oklahoma, donde vivió en la misión Reina de Todos los Santos en Sayre hasta 1986 y sirvió a la población hispana en una zona que abarca 5 condados, incluyendo su ministerio continuo en Clinton y Hinton.

En 1984 el entonces-Arzobispo Salatka decidió enviar al Padre Taylor a la Universidad Fordham en Nueva York para estudios adicionales en teología bíblica. Él tomó clases allí durante los veranos de 1984 y 1985, y luego tiempo completo de 1986 a 1988. Durante este tiempo él sirvió en la Parroquia del Santo Rosario en el Bronx. La Universidad Fordham le otorgó al Padre Taylor un doctorado en 1989. El título de su tesis fue “El Tipo de Escena de Señor-Siervo en las Parábolas de Jesús”.

Una vez que regresó a Oklahoma, el Padre Taylor fue nombrado vicario para ministerios de la arquidiócesis. Él fue responsable del ministerio a los sacerdotes, por algunos años, también fue responsable del programa del diaconado permanente. Él era responsable específicamente de la orientación y supervisión de los sacerdotes internacionales que estaban sirviendo en Oklahoma, de los recién ordenados en su primer año de ministerio y de los nuevos párrocos en su primer año como párrocos. Él siguió siendo el vicario para ministerios por 20 años, hasta que fue nombrado obispo de Little Rock.

En 1993 el Padre Taylor también se convirtió en el párroco fundador de la parroquia de Sta. Mónica en Edmond, la cual es una parroquia patrimonial. Durante sus 10 años en Sta. Mónica, la parroquia creció rápidamente y dedicó una iglesia más grande en 2000. En 2003 el Padre Taylor regresó a la Parroquia del Sagrado Corazón en Oklahoma City como párroco y observó la última fase de su transición de predominantemente anglosajona a predominantemente hispana. En 2008, la parroquia era 95 por ciento hispana y contaba con nueve Misas el fin de semana, siete en español, una bilingüe y una en inglés.

De 1963-2001 la Arquidiócesis de Oklahoma City patrocinó y proporcionó personal para la parroquia de Santiago Atitlán, Guatemala, y en 1981 el sacerdote de Oklahoma el Padre Stanley Rother fue martirizado allí, al igual que muchos de sus catequistas y parroquianos durante la década de 1980. En 2001 la parroquia regresó al cuidado de la diócesis local de Sololá, pero los católicos de Oklahoma siguieron estando involucrados y ofrecieron ayuda a esa parroquia.

La causa de canonización del Padre Rother fue abierta oficialmente en septiembre 2007 con el Padre Taylor guiando los esfuerzos como delegado episcopal del proceso. Él ha entrevistado a muchos de los testigos del martirio y/o virtud heroica del Padre Rother, que aún viven.

En el momento cuando fue seleccionado para convertirse en obispo, el Padre Taylor también era el presidente del Consejo Presbiteral, presidente del Consejo de Personal, presidente del Consejo de Jubilación y un miembro del Consejo Arquidiocesano de Finanzas, y un miembro del Consejo de Fideicomisarios de la Preparatoria Monte Santa María. Monte Sta. María en Oklahoma City es una escuela hermana de la Academia Monte Sta. María en Little Rock.

El Papa Benedicto XVI nombró al Obispo Taylor, en ese entonces Padre Taylor, séptimo obispo de la Diócesis de Little Rock el 10 de abril, 2008. El Padre Taylor fue ordenado en el Centro de Convenciones Statehouse en Little Rock el 5 de junio, 2008. El Arzobispo Eusebius J. Beltran de Oklahoma City fue el consagrante principal. Los Obispos J. Peter Sartain de Joliet, Ill. y Edward Slattery de Tulsa, Oklahoma fueron co-consagrantes.